a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 7 de abril de 2011

Un día muy largo

 

DSC04727 (Large)

07 abril 2011

Es, seguramente, una forma equivocada de adjetivar la calidad del día transcurrido. Largo es sinónimo de pesado o de insoportable y, mas bien, ha sido todo lo contrario. Fijaros:

  • Hoy mi querida Agencia Tributaria ha decidido darme el día poniendo en crisis mi declaración IRPF-2007. Hasta hace solo un rato no he podido contestar pero ya está hecho, todo vía telemática, por favor, pero ya está dado el primer paso. “Papá: ¿Qué has sentido al verte acosado por la AT? – ¿Mal? – Pues así ando yo todos los días, todos los meses, todos los años, lo nuestro, lo de los autónomos, es un “sin vivir – Ahora ya sabes lo que siento”  - Toda esa parrafada es la que suelta mi hijo cuando alguien le habla de la Agencia Tributaria.
  • Pero no todo ha sido malo, es decir, de ir de culo, solo la mitad del día, mas o menos, pero se ha complicado cuando mi vieja HP Photosmart 3310, se ha fundido y me ha tocado llevarla al Tanatorio-e, primero, y luego a Media Markt a buscarle una sucesora. Lo curioso es que una máquina que me costó 625 € hace seis años, la que la sustituye hoy, la que he comprado, vale 89 € tan solo, ocupa, mas o menos, lo mismo y pesa la mitad. La informática evoluciona en sentido inverso a los precios. Una gran noticia, ¿verdad? …………..

Pero nada de eso es lo que realmente se debe destacar de un día como el de hoy. Todo el día desconectado-e y a pesar de que mi iPhone echaba humo, tengo el correo-e y la agenda, para hacerle un apañito peleón en clínica de adelgazamiento severo. Adelgazamiento, ahí hemos llegado, ahí quería llegar. Hoy tocaba comida, otra vez, “¿qué marcha llevas, Enrique, a ti te va a dar algo”, me dicen todos al pasar, pero si, es cierto, me va  a dar algo y espero que sea bueno. Hoy he tenido unos interesantes lapsus, de los que hacia ya algún tiempo no me daban, que me han trastornado un poco, solo un poco, pues sabes que algún día llegará, pero no te haces a la idea nunca, eso es verdad, por eso la semana que viene me iré a ver a mi querido JF LLoret para que vea como anda todo, lo prometo. Así que hoy, el arroçet de hoy, ya no hay quien me lo quite, que, no siendo lo mismo, es lo mismo que decía mi amigo el que tiene el nombre de un famosísimo portero del Madrid, de los tiempos de mi infancia, que tras llevar una vida de cargarse a casi toda falda que se le puso cerca, a sus sesenta y muchos me dijo: “Si, vale, si, un golfo y todo eso, si, pero que me quiten lo bailao” – No, no es lo mismo, y no de los mismo, XD, pero en el fondo pienso lo mismo, aunque no sea de lo mismo.

  • Ratitos de tres horas como las que paso con mis amigos del Espanyol en el Ros de mis amores, eso no tiene precio y si además te ponen, como hoy, una fideuá de las que te puedes chupar los dedos, pues entonces la siguiente parada, ya no importa, puede ser el cielo, ¿por qué no?

 

 

Enrique Tarragó Freixes (etf-etc-etl)

2 comentarios:

  1. Muy bien Enrique,,,,tampoco dejes de hacer eso nunca. Yo hoy me he perdido un almuerzo de los de nivel por cuestiones domésticas, y bien que lo siento, porque me he perdido una barbacoa de las buenas y unos caldos que no menciono para no herir la sensibilidad de nadie en estos tiempos tan malos "para la lirica"...........
    Bon profit!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, argy, procuraré hacerte caso. Esas cosas no se deben perder, supongo que las razones que te han obligado a cancelar la tuya habrán sido muy importantes

    ResponderEliminar