a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 7 de marzo de 2013

Un anciano de 65 años y su siempre olvidada y querida señora

DSC01306 (Large)

 

07 marzo 2013

Anoche, inusualmente, un programa de TV me tuvo despierto y a sus pies,  hasta la una y media de la madrugada. Era una serie que emitía la cadena de los DeLuxe, que ayer concluía y que, lógicamente, la cadena debía retirar pues quita hueco a sus piscinas de luxe y a sus GH que son cuna de las obscenidades mentales propias de la cadena. La serie relata y trata, con extraordinaria destreza, la sexualidad entre adolescentes, la desigualdad de responsabilidades entre los miembros de un grupo familiar y que cada cual asume con normalidad inexplicable, visto desde fuera, claro. Trata con delicadeza extrema las relaciones del matrimonio añejo, las frustraciones y renuncias en favor del otro, de cada cual y hasta de amores equivocados, imposibles y hasta infieles. Incluso las relaciones laborales, en la serie, se convierten en algo divertido, feliz y útil. Todo un gran teatro que me cautivó y que, como digo, me tuvo hasta la madrugada por culpa de que la cadena ha decidido concluir su emisión y con ello, nos dio tres capítulos, anoche, de feliz recuerdo. …………………………..

Me enamoré, seguramente del personaje central y de alguno más, pero ayer lo que mas me chocó fue ver como la madre de la Familia, una antigua actriz, ahora cumpliendo los sesenta, reflexiona sobre las renuncias que por amor tuvo que afrontar, en su momento, en favor del matrimonio y sobre el trato que la sociedad da a quien ya entra en la tercera edad, tratándolos con cierto desprecio a pesar de que todos, con suerte, llegarán a esa situación. Me quedé con una escena en la retina: “Ayer leí que un anciano de 65 años murió atropellado en la Gran Vía – ¿Como pueden decir eso, ignoran que un día tuvimos treinta años y que fuimos el centro del Universo?” – la pregunta no tuvo respuesta, solo la mirada atenta del marido que, con ojos cristalinos, hacia gestos de negación al no encontrar respuesta a lo que le contaba su siempre olvidada y querida señora.

Ya se me pasó, venga, feliz día.

 

El Periódico de Enrique

 

Los Blogs de Enrique

Enrique en so.cl

Enrique en Twitter

Enrique en Pinterest

Enrique TF en Google+

http://vozme.com/index.php?lang=es

 

2 comentarios:

  1. Amigo mio, que sabias reflexiones que nos traes habitualmente,,,,,,cuanto ayudan (al menos a mi) a eso, mismo, a reflexionar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo, amigo Antonio, gracias, me lo tomaré como lo que es, un bonito halago.

      Eliminar