a:hover { text-decoration: underline;

martes, 28 de marzo de 2017

Oiga señor ¿usted fuma?


Alguien en un lugar cualquiera de un mundo equivocado

28 marzo 2017

"Oiga señor ¿Usted fuma?" - me dijo ese chaval de aspecto "te voy a robá tó lo que llevas encima" - y yo sin saber que contestarle, al creerme que eso solo era una forma de pararme, finalmente, le dije: "Sí me das tabaco sí". El chaval de la barba y aspecto de caco malicioso, se echó a reír, tanto que hasta creí que le daba un pronto, pero cuando se repuso me dijo con tono de médico sesentón que abronca a un paciente barrigón o a un sufrido amante del vino bueno con hígado de cantante de rock o a ese amante de la poco hecha y hermosa tortilla a la española: "No, no le voy a pedir nada, no se asuste, bueno sí le voy a pedir algo, claro, pero no es lo que piensa. Es que soy voluntario de Unicef, y estamos lanzando una campaña de concienciación a la población sobre el mal uso de sus recursos económicos para que lo hagan en favor de los más desfavorecidos que son, siempre, los que aquí llamamos los del tercer mundo. Queremos que ese gasto, en lugar de hacerlo para perjudicar su propia salud, cual es el del tabaco, se dedique a fines humanitarios, es decir, nuestro mensaje es ... "Dejen de fumar y ese gasto destínelo para ayudar a los que necesitan agua, medicinas y comida para sobrevivir, AYÚDATE y AYÚDALOS", solo eso." Y yo - al no encontrar, previamente, una pared cerca para darme de cabezazos, para castigar mi desconfianza - le dije... "Muchacho, me encanta haberte conocido, no sabes cuanto ..."

Seguí hablando un buen rato con mi nuevo amigo de hoy mientras iba, por cierto, camino de la visita a mi querido controlador de salud, y fui, cada vez más, queriendo creer que el mundo que viene es mejor que el que tenemos,  que no el que nos cuentan, odiosamente,  en el Telediario de cualquier  cadena informativa. Hay que creer en el futuro, sí, aún y sin responsabilidad en su resultado, lo importante será que nos lo creamos ... eso alivia la vida que nos queda. Gracias chico de Unicef, chico de aspecto que me vas a robar, gracias chico diez ... me alegra haberte conocido.


Enviado desde S6+Edge



enriquetarragófreixes




8 comentarios:

  1. Tendemos a pensar mal y desconfiar dado el mundo en que vivimos. Y lo que debiera ser normal lo convertimos en equivocado. El futuro no será ni mejor ni peor del que hemos vivido, solo lo que nosotros hagamos de él. Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, amiga María Paz, me siento culpable aunque debe ser fruto de mi debilidad y de que ya soy incapaz de defenderme de nadie. Somo injustos, lo sé, reflexionaré sobre ello, el chaval se lo merece.

      Eliminar
  2. La gente siempre es mejor de lo que nos hacen creer, eso lo tengo claro. Una vez conocí a una chica que se llamaba Tana, y sus amigos la llamaban 'Tana gustito', porque con ella uno estaba en la gloria. Me ha recordado a tu chico diez, por alguna razón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Holden, me alegra saber que mi relato de hoy te ha removido algún bello recuerdo. Lo sabía, admirado bloguero de lujo, esos relatos se deben confiar al mundo de la Red Pública. Dudé en hacerlo, ahora me alegra saber que hice bien al publicar esta historia.
      Saludos, amigo ...ah, no dejes de escribir nunca.

      Eliminar
  3. A veces nos pasamos un pelín de listos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miedo a la especie, a veces infundada, pero ya sabes, amiga Tracy, somos débiles y mal pensados, siempre. Es nuestra primera opción, luego ...
      Feliz miércoles.

      Eliminar
  4. Las apariencias engañan. Me parece una iniciativa muy buena. Estas cosas son las que no nos hacen perder la esperanza, Enrique.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, amiga celia, ayer un torrente de luz inundó de esperanza un futuro que cuesta adivinar.
      Feliz noche, amiga

      Eliminar