a:hover { text-decoration: underline;

martes, 18 de abril de 2017

Los invisibles


Nada peor que no te dejen ver

Alain Delon in Piazza San Marco, Venice, 1962. Photo by Jack Garofalo 


18 abril 2017

Apenas salgo de casa y me meto en el ascensor, mi simpático vecino del segundo, asoma por él con sus dos niñitos y tras el ritual del "holaquetal", el mayor de los enanos suelta un ... "No me gusta ir a casa de la abuela todo el día, me aburro"; Asomo la cabeza en "Admisiones", en el Hospital, y veo a dos niños de unos siete años sentados, haciendo dibujos, en una mesa de despacho; Voy a comprar la fruta del día a mi tienda de la Avenida Holanda, en Fontana, y en el parking de carga y descarga veo a un forzudo joven descargando cajas mientras en el fondo del furgón, sentado en una caja, veo a un chiquillito con cara de estar más aburrido que una piraña en una pecera;  Por último, llego a mi Ateneo del Burlesco y,oh, ¡¡ horror !! , está lleno de mamases y algunos papases, todos con niño a cuestas improvisándoles un desayuno con bollería agresiva y zumos de bote. ¿Qué está pasando aquí? - le pregunto a la niña de la cofia de nombre impronunciable, ropa estrecha, (y escasa), y sonrisa de Moulin Rouge - pero es la Loli la que me contesta, apareciéndose como hizo la Virgen de los Evangelios ante el mundo creyente, (bella y luminosa), y me dice: "No pasa nada, Enrique, solo que hoy no hay colegios y los que se encargan del asunto de la Educación, se les olvida que un día sin colegio es igual a un día en el que ningún padre o madre, según sea su ocupación, no pueden trabajar, le tienen que dar el día a los abuelos o le tienen que decir a su estúpido jefe que les ha dado un cólico". 

Lo peor del día ha sido que con tal suceso escolar, el Antoine se ha ido a cuidar de sus nietos reconocidos, Leonor a lo mismo, (pero reconocidos), Pere, ídem de ídem y así hasta  unos cuantos más que no saben vivir la experiencia de llevar a los nietos al corral del Ateneo o no saben negarse a ser carceleros del encubierto egoísmo y de la "Sinrazón" de nuestros adorables hijos y de esos nefastos políticos - respectivamente -  los cuales, (todos ellos),  no saben imponerse a sus obligaciones paternales y a la fuerza inimaginable del funcionariado más cruel, también respectivamente.

Lo mejor fue que los que supieron hacerlo, es decir, los que mandaron a sus niños con los abuelos al Ateneo, sí, lo hicieron bien, pues allí hubo amor, compañerismo, fiesta, baile, sonrisas, confetis, serpentinas, Marie Brizard para los mayores y Cola con Hamburguesas para lo niñitos de la "Sinrazón educativa", hasta que, como en la canción de Sabina, "les dieron las diez y las once, las doce, la una y las dos y las tres" y todos fueron conocedores de un vivir que ya no se conoce en el mundo de hoy, sí, hubo comunión entre las chicas de la Cofia, (hoy, hasta la Loli se la puso), los niñitos de hoy, los responsables del mañana y los que lo fueron del ayer ... un día y un escenario ejemplar, muy a pesar de los que dirigen nuestros destinos, nuestros indeseables, inútiles y escasamente enterados, políticos de nuestras entretelas que no se enteran de lo que la Sociedad quiere y necesita. 

Nosotros, "La Sociedad Real" vivimos al margen de ellos, (de los políticos, de todos ellos), de sus batallas, de su "Guerra de Poder" ... de su ineficacia, y todo ello sucede mientras se muestran lejos muy lejos de lo que prometieron ...  de eso que los más progres llamaron y aún llaman, la "Democracia Real".

Menos mal que nosotros, los de a pié, somos lo mejor de esta Sociedad que resurge muy a pesar de muchos inútiles los cuales, ahora, intentan abanderar un éxito que, sin duda, solo es nuestro, de los invisibles.



Enviado desde S6+Edge





enriquetarragófreixes



10 comentarios:

  1. Los invisibles, los que estamos para casi todo, para algo de lo bueno, un poco de lo regular y un mucho de lo …digamos menos malo, tampoco vayamos a ser agoreros, eso ya lo hacen otros. Y parafraseando algunas de tus frases diarias diré, sin vergüenza alguna, que hemos de considerarnos privilegiados, extraordinarios y nada mediocres…¡ahí es nada! Mientras tanto…vivamos aunque no nos vean. Buen martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente te veo en una actitud lindamente positiva ... me encanta.
      Un abrazo amiga María Paz

      Eliminar
    2. Tengo también mis momentos aunque quedan desdibujados por aquellos, que sin ser extraordinarios me hacen feliz, puede ser, será con seguridad, que alguien me los haya contagiado con esa vitalidad digna de encomio. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es que al final los invisibles según para qué claro pq para pagar impuestos se nos ven muy definidamente, somos los mejores, los que sabemos adaptarnos a lo que nos echen encima más que nada por que no hay otra e incluso de ello sacamos partido.
    Y así somos, y serán por que esto no hay quien lo arregle...y esperemos que aal menos no vaya a peor o si?.
    Besos a millones mi amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, amiga Inma, soloe spataleo, no sirve de nada, seguiremos siendo invisibles ... como dios manda.
      Un abrazo muy fuerte, compañera ejemplar.

      Eliminar
  3. Acá también tenemos muchos días de ir con los hijos al trabajo... Protestas de salario mediante... Pero bueno, la idea es disfrutarlo igual no? 😉

    Saludos, primera vez por aquí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutar siempre, JLO, claro, y lo peor que es ser invisible, es a veces lo mejor.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Ah, bienvenido JLO, quedan sillas en las mesas del fondo, pide lo que quieras.
      Feliz tarde

      Eliminar
  4. ¡Los politicos! Esos seres extraterrestres que viven... eso mismo, en otro planeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por eso les somos invisibles, amigo Little.
      Un abrazo de viernes

      Eliminar